Saltar al contenido
Vitros y Placas de Inducción

Gas, Vitrocerámica o Inducción: diferencias y opiniones

vitroceramica o induccion

Vitrocerámica vs Inducción vs Gas

La principal diferencia entre cada placa es el sistema de alimentación.

Las placas vitrocerámicas basan su funcionamiento en la electricidad. Por medio de resistencias eléctricas ubicadas debajo del cristal de la placa de cerámica vitrificada, se genera calor. A su vez, este pasa al cristal vitrocerámico y de ahí a nuestras sartenes, ollas, o lo que tengamos al fuego.

Por otro lado, las placas de inducción básicamente generan un campo magnético (mediante el uso de electricidad y un imán). El recipiente metálico se calienta al entrar en contacto con él.

Por último, las placas de gas se valen de gas butano o propano para funcionar.

Pero:

¿Hay otras diferencias, más allá de la forma de producir calor? La respuesta es que sí, hay más diferencias entre las placas de gas, vitrocerámica y las vitros de  inducción magnética.

Consumo. Precio. La calidad final de tus platos. El mantenimiento. La limpieza.

Vamos a ver las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

¿Inducción o encimera eléctrica?

placas de cocina

La solución más común a la hora de decantarnos por un tipo de placa de cocción u otra es la vitrocerámica eléctrica. También es la más extendida en España.

Como hemos dicho, se calientan una serie de resistencias eléctricas ubicadas debajo del cristal, y de ahí a nuestro recipiente. ¿Qué implica esto? Que la conducción eléctrica hace que el cristal tarde en calentarse… y en enfriarse. Vamos que:

  1. Si tocas, te quemas. Incluso tiempo después de haber cocinado. Cuidado si tienes niños.
  2. Si derramas un alimento o alguna salta, se freirá. Te costará más limpiarla. Además necesitarás productos especiales para no rayarla cuando lo haces.
  3. El consumo eléctrico es elevado. Además, en todo momento dependerá del precio de la luz.
  4. Como hemos dicho, tarda en calentarse. Un problema si eres una persona que tiene poco tiempo para cocinar.

¿Y por dónde salen favorecidas? Pues veamos:

  1. Son más económicas que otro tipo de placas (como las de inducción)
  2. Son sinónimo de flexibilidad. De la misma forma que en las de gas, en ellas puedes utilizar muchos tipos diferentes de recipientes (cerámica, aluminio, barro, hierro, etc). Esto te permitirá controlar bien la cocción en determinados tipos de preparados en los que los tiempos son importantes (como estofados o guisos).
  3. Si eres bueno calculando puedes apagar el fuego y aprovechar el calor residual para terminar de cocinar.
  4. Como en general son placas de cristal liso, son más fáciles de limpiar (no quedan resquicios donde no llegamos).

Echa un ojo a nuestro artículo sobre encimeras eléctricas

TODO sobre las placas de inducción

¿Placa de gas o inducción?

encimeras de gas

Quizá te interese saber si te conviene más una plaga de gas o una de inducción. Lo más habitual en las encimeras de gas que tengas que decantarte por una placa de gas con horno integrado (también a gas) o una vitro de gas con horno eléctrico (lo más frecuente).

¿Qué ventajas tienen las placas de gas?

  1. Consumen poca energía (el gas es más barato)
  2. Tardan poco en calentar la comida
  3. Puedes usar multitud de tipos de recipientes (paelleras, barro, aluminio, acero, cerámica, etc.) al contrario que con las de inducción
  4. Ofrecen una versatilidad a la hora de cocinar mayor que las de inducción, e incluso las eléctricas, no tienen. Al ser fácilmente regulables, permiten cocinar platos tradicionales fácilmente (fácil control de tiempos y niveles de temperatura, unido al uso de recipientes más adecuados como el barro).

Sin embargo, hay ciertas pegas:

  1. Puedes sentirte más inseguro al pensar que son más peligrosas. Una fuga debido a un despiste o una mala instalación que provoque una avería, puede terminar en lo peor. Sin embargo los modelos modernos cuentan con válvulas de autocierre y antifuga que las hacen totalmente seguras.
  2. Son más complicadas de limpiar debido a la presencia de quemadores (las vitros eléctricas o de inducción tienen una placa lisa).

Y si quieres saber más…

Todo lo que necesitas saber sobre las placas de gas